Vuelve Mare. Vuelve la Reina Roja.



Segunda parte de La Reina Roja, me gustó mucho la primera parte y tenía muchas ganas de este libro. Empezaremos por la sinopsis:

La sangre de Mare Barrow es roja (el color de la gente común), pero sus habilidades son plateadas. La corona dice que es un milagro, una imposibilidad. Sin embargo, Mare sabe que hay otros como ella, Rojos con capacidades similares a las de los Plateados, y comienza a buscarlos y reclutarlos para unirse en la lucha contra el príncipe que la traicionó. Poco a poco, Mare se encontrará en una encrucijada mortal en la cual corre el riesgo de convertirse exactamente en la clase de monstruo que quiere vencer.

¿Claudicará ante el peso de la muerte que implica la rebelión, o las continuas traiciones habrán endurecido su corazón para siempre?

El asunto empieza justo donde acaba el primero. Nada de dos meses después, ni días ni ná. Minutos como mucho. Una Mare golpeada, cansada, preocupada y hastiada de todo y de todos, pero también (OJO SPOILER QUE VOY A CASCAR AHORA DEL PRIMER LIBRO) contenta con la no muerte de un personaje (BUENO FIN DEL NO TAN SPOLIER, PERO YA SOSPECHAS ALGO). Metida en un tren subterráneo camino no sabe muy bien donde, con un príncipe herido y una gente en la que no sabe si confiar.

Por que realmente este libro va de la confianza. Y si algo he aprendido es que no te fíes de nadie. Pero ni de tu padre, que mira tu qué te habrá hecho tu padre para que no confíes en él, pobrecico... Pero bueno, lo mismo que me gustó del primer libro no me gustó tanto en este por que había momento de "vuelta perico al torno" y otra vez con lo mismo: Mare, lo hemos pillao,no te fías de nadie, tienes miedo de confiar, no sabes si estás haciendo bien... Es normal, tienes demasiado peso encima de tus hombros, pero déjate ayudar un poco. Que una cosa es no confiar ni en el tato y otra no dejar que los demás confíen en ti. Se supone que eres una mentora, un referente, alguien que debe unir.
Y en ese proceso se pierde y hace cosas que Mare Barrows nunca pensó que haría, pero como dice ella: esa chica murió en la Arena. Incluso a la impostora que encarnó en el primer libro también está muerta. Ahora es un híbrido entre esas dos personalidades y no sabe gestionarlo.

En cambio los personajes secundarios están mejor. En este segundo libro se ve un poco más como son ellos y lo que quieren realmente.

Kilorn no me resulta tan cargante y tan "ñiñiñiñi si tu me dices que no yo hago todo lo contrario por que soy una persona tope madura que tomo mis decisiones yo solito" (y se mete de lleno en un grupo paramilitar, ole él), vale que Mare se empeñe en tomar decisiones por su bien. Definitivamente deberían hablar un poco más y gritarse un poco menos.

Cal, pobre Cal. Si es que el solo quería ser un Rey justo y se fue todo a tomar por saco en el primer libro. Y ahora se dedica a ser instructor. E intentar encajar en su nueva vida. Que no es poco.

De la Capitana Farley se nos enseña que debajo de esas cicatrices hay una mujer fuerte, pero no tan de piedra como parecía en el principio.

Así que en resumen, La Espada de Cristal sigue la estela del primer libro, tiene aventura, traiciones, no traicones, ego (mucho ego, tienes que asumir que Mare es una persona egoista), sangre roja, plateada, explosiones, pistolas, poderes estupendos... Vamos que lo tiene todo. Es una lectura muy recomendable.

Un saludo,
Neswina


FICHA TÉCNICA

Título: La Espada de Cristal
Título original: Glass Sword
Autora: Victoria Aveyard
Traductor: Enrique Mercado
Género: Fantasía / ¿Distopía?  
Franja de edad: 14 en adelante




COMENTARIOS

0 comentarios:

Back
to top